Vima Interiorismo | ANTES Y DESPUÉS. Como transformar una terraza en un solarium multiusos.
16845
post-template-default,single,single-post,postid-16845,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

ANTES Y DESPUÉS. Como transformar una terraza en un solarium multiusos.

En muchas viviendas hay espacios que no utilizamos en todo su potencial, buhardillas, terrazas, patios interiores, porches… En nuestro clima continental resultan lugares fríos o demasiado cálidos y por lo tanto son poco confortables. Sus revestimientos están preparados para exterior, son duros y preparados para la impermeabilización y el aislamiento y no para su disfrute.

Terraza antes de la reforma.

Es sorprendente lo que se puede conseguir con una pequeña reforma, transformando estos espacios olvidados en zonas polivalentes, agradables y confortables y, en ocasiones, en las zonas más singulares y apetecibles de la casa.

Beatríz se puso en contacto con nosotros con unas necesidades muy claras, tenía una terraza descubierta que no utilizaba y quería cubrirla con un techo acristalado. Necesitaba un espacio polivalente para leer, pintar, hacer ejercicio, descansar, almorzar…

Le propusimos trabajar sobre la idea de dar forma a un invernadero-taller: En primer lugar se acometió la fase de albañileria en la que, tras el nivelado de paredes y suelos y el montaje de pladur, se instaló la estructura que soporta el acristalamiento. La base del proyecto de amueblamiento consistía en unas piezas funcionales en tablero fenólico y patas de roble diseñado y construido específicamente para el cliente. Los muebles se coordinaron con un sencillo sofá artesanal con chaise longue.

En uno de los laterales se diseñó una larga encimera bajo la que se despliega una mesa de trabajo. En las paredes se instalaron unos estantes con kentias, dracaenas, aloes y esparragueras en tiestos realizados a mano. Montamos una instalación de goteo mediante tubo de cobre visto y un pequeño lavabo en un rincón. Finalmente dos sillas de un rojo desenfadado dan un toque divertido al conjunto.

Sin Comentarios

Post A Comment

*